Cadence Lux se atreve con el pollón negro más grande del planeta